Información al detalle

La Tormenta Perfecta

15-05-2021 (709 visits) | antenahuelva

La Tormenta Perfecta, la destrucción de una institución con 132 años de historia.

La tormenta perfecta que deja en evidencia a los gestores del Recre.

José María Salmerón sube con el UCAM de Murcia a Liga Pro y aún puede subir a Segunda División.

Óscar Carazo sube con el Rayo Majadahonda a Liga Pro.

Paco Amate sube con el Cartaya contando con 16 ex canteranos del Recre.

El San Roque de Lepe sube y arrebata al Recre el ser el primer equipo de la provincia.

El juvenil de Divisón de Honor al borde del abismo.

El filial en fase descenso con más pena que gloria.

El infantil prácticamente descendido.

La Ley de Murphy parece que persigue a los políticos que gobiernan el Decano. Ya lo único que les haria falta es que perdieran las primaras de su partido.

El caos ocasionado en el Recre se resume de manera muy fácil: cinco años de gestión política, un descenso a quinta división y una deuda que ha aumentado. Y un gerente, Carlos Hita, que suma tres más cuatro y si la suma no le sale le pide lo que falta a papá Ayuntamiento. Yo de mayor quiero ser Carlos Hita. Y como premio a su labor, el alcalde le da un cargo mayor para la próxima temporada. Es el ‘premio’ a la eficacia.

Y es que ni a soñar que se echara, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz podía ni tan siquiera pensar que el Recre a estas alturas estaría con una plaza en categorías regionales y enfrentándose a equipos no profesionales, en el mejor sentido de la palabra. Y es que el calendario aún no habiendo salido, nos permite ver a equipos cuyos jugadores trabajan de albañil, en un banco o en el Mercadona…. Luego de su jornada laboral se van a entrenar y si juega el Madrid a las 20:00 horas se cambia el entrenamiento.

Y a ese escenario han llevado al Decano, los responsables políticos, Gabriel Cruz y Pepe Fernández, aún contando con todo el dinero de los 145.000 onubense para hacer ‘buenas plantillas’.

El alcalde confió en un presidente, Manolo Zambrano, que a pesar de su buena voluntad y honradez por hacer las cosas bien, mostró su incapacidad en estos años para elevar al Recre a Segunda División, objetivo principalmente marcado. Pues fue todo lo contario, que, de sus cinco años de gestión, en tres pedimos la hora por no descender a Tercera y en su último año llevó al equipo a quinta división.

Y se preguntarán: ¿falta un año de mandato? Efectivamente, el año que no mandó él ni los políticos en el Recre, el equipo fue primero de grupo.

Con la llegada de Eurosamop y Krypteia, Juanma López y Óscar Romero, responsables de estas empresas, trasladan a Huelva a su secretario técnico, Óscar Carazo. Éste no duda en firmar a Salmerón, mientras que Zambrano apostaba por Alberto Monteagudo.

Prevalece la opinión de Carazo y comienzan juntos a hacer una plantilla que se alzó con el título de campeón del Grupo IV de la segunda B.

La relación entre Zambrano y Carazo no es que fuera mala o buena, sino que no había relación.

Al término de la temporada, Gabriel Cruz tenía un dilema: Zambrano o Carazo. No hace falta decir a quien elegiría.

Y tras esa decisión del alcalde, el Recre entra en barrena descendente.

Se hace una plantilla a base de talonario y Zambrano ficha a un entrenador ‘top’, Alberto Monteagudo, quien no acabaría la temporada.

La aparición del virus y la paralización de la competición fue un alivio para los gestores del Recre cuando veían a un equipo que se  iba de cabeza a Tercera División.

La nueva normalidad de la competición puso en bandeja al Recre una autopista para llevarlo en volandas a jugar como mínimo en liga Pro.

Tamarecite, Balona, Marino, Las Palmas B…En definitiva, el Recre era el claro favorito y el equipo súper rico del grupo con un Ayuntamiento poniendo dinero a discreción.

La debacle parecía que quedaría en el no ascenso, pero todo era susceptible de empeorar y el equipo acaba en quinta división.

La patata caliente la tiene ahora el alcalde de Huelva en su mano.

Al presidente lo dimitieron. Pero tiene muchas aristas su problema que cree solo puede resolver metiéndole la mano en el bolsillo a los 145.000 onubense cada vez que haya una vía de agua.

Lo último son los 3,5 millones de euros aprobados en el último pleno municipal y que estará a disposición del Recre. Y todo ello sin saber los onubenses cómo y en qué, han gastado los 19,8 millones de euros que salieron de las arcas públicas

¿Un club como el Recre en quinta división puede pagar entorno a las cuarenta y seis nóminas, más seguros sociales?

¿Ha reflexionado el alcalde sobre si los mismos que han llevado al Recre a quinta división merecen seguir?

¿Es cierto que a él le gustaría encontrar a un Antonio Ramos para sustituir a Pepe Fernández? Pero, ¿se atrevería?

De momento no es que sigan los mismos, que también, sino que ha enchufado a un nuevo consejero defenestrado de la Diputación que no sabe si el Recre viste de azul o verde, pero había que enchufarlo en el Decano y pagarle 42.000 euros anuales.

No le pido que pidan perdón a los cuatro que caben en un Seat Panda que aún defiende la gestión de sus venerados líderes. Solo les pido que estén calladitos y tapaditos.

Llevo tres años advirtiendo del caos y sigo adviertiendo.  Mientras estén los politicos no habrá nada que hacer.

Cinco años de mandato político y el Recre habrá tenido once entrenadores con el que venga. No hay más preguntas señoría. 

 

 

 

Política de Cookies Privacy Policy

We use cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento sobre dicho uso y la aceptación de nuestro aviso legal.